El pasado 28 de abril fue aprobado en tercer debate el proyecto de ley 697 que regula el uso y comercialización de los criptoactivos. Esta iniciativa responde a la dinámica económica mundial en cuanto la utilización de criptoactivos, tokenización y nuevos sistemas de pago.

El diputado Gabriel Silva, proponente de esta iniciativa, manifestó que Panamá puede transformarse en un referente regional de innovación, democratizando la incursión a la nueva economía digital. 

Esta ley tiene 4 propósitos fundamentales:

  1. Dar claridad jurídica a la utilización opcional de criptomonedas en la República de Panamá.
  1. Crear licencias para facilitar la inversión extranjera y local de empresas que trabajen en el sector de criptoactivos. 
  1. Que la tecnología blockchain sea utilizada por el gobierno para tener procesos más rápidos, eficientes y seguros.
  1. Reducir los casos de fraude, estafas y otros posibles ilícitos en esta actividad comercial. 
  1. Cumplir con los parámetros de transparencia recomendados por el GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional) tras la inclusión de Panamá en su lista gris.

Hay mucha expectativa por los beneficios que esta ley pudiera generar en el sector inmobiliario, ya que impulsaría la inversión local y extranjera, como también la creación de nuevas formas de negocios. 

La Ley Cripto espera la sanción presidencial para luego iniciar con el proceso de articulación correspondiente.  

Redacción: Jessy Rodríguez, Marketing KW Obarrio.